fbpx
No hay comentarios

Oportunidades del mercado inmobiliario en el 2019

Oportunidades del mercado inmobiliario en el 2019

 

Según los estudios, este 2019 será un buen año para apostar por el mercado inmobiliario. El sector ha vuelto a crecer en los últimos meses y la demanda subirá en torno al 10% con respecto al año anterior. Esto va a suponer, aproximadamente, la venta de unas 590.000 viviendas. El esperanzador 2019 puede suponer, según algunos estudios, la consolidación definitiva del sector a nivel nacional. Y es que, durante este año se prevé que el parámetro al alza con respecto a la subida de precios siga en su línea, pero de una forma bastante más moderada. Con este indicador definitivo, van a ser muchos los que dejarán de dudar y se lanzarán a la compraventa de un inmueble.

La diferencia de precios sigue siendo muy variada dependiendo de la comunidad; Madrid, Barcelona y las islas siguen liderando los rankings del incremento anual de precios: este incremento oscila entre el 10% de Cataluña y el 19,5% de Madrid. No obstante, en el resto de provincias la subida es bastante más moderada.

De esta manera, el arranque del año supone un momento propicio para las operaciones de compraventa. Además de estar en un año idóneo, el futuro comprador tiene muchas posibilidades y ofertas a su disposición: la oferta inmobiliaria es muy amplia y existe toda una gran variedad de viviendas. 

Invertir en la compraventa de un inmueble es una de las mejores opciones de la actualidad: al incremento generalizado del suelo se suman los elevados aumentos del alquiler en los últimos meses.

 

Fuente noticia: finanzas.com

No hay comentarios

La compra de viviendas subió un 10,1% en 2018 y marcó su cifra más alta en una década

La compra de viviendas subió un 10,1% en 2018 y marcó su cifra más alta en una década

 

La vivienda recuperó definitivamente el pulso en 2018. La venta de casas y pisos subió en España un 10,1% con respecto al año anterior y, en total, 515.051 viviendas cambiaron de manos. Es la cifra más alta registrada en un solo ejercicio desde hace una década, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Aquel año 2008 fue el de la explosión de la burbuja inmobiliaria, y aunque todavía se vendieron 552.080 viviendas, fue el inicio de la debacle en el sector.

Si el ritmo al que avanzan las compraventas se mantuviera, todavía se tardarían unos cinco años en lograr los niveles de las vacas más gordas que nunca vivió el inmobiliario: en 2007 se cerraron 775.300 operaciones. Luego el sector empezó a ir cuesta abajo y sin frenos. Bajó el 29% en 2008. Otro 25% al año siguiente. La crisis tocó suelo en 2013: aquel año las ventas fueron de solo 312.593 casas en toda España. Y a partir de ahí, comenzó a remontar el mercado, primero tímidamente, y luego con más brío. En 2018 la subida ha sido del 10,13%. Potente, pero la más suave en cuatro años. De ahí que los expertos señalen que puede haber comenzado a estabilizarse.

Fernando Encinar, jefe de estudios del portal Idealista, aseguró este martes que en 2019 esa estabilización puede notarse incluso más. La cifra de 2018, cree, “puede significar que nos acercamos a la parte alta del ciclo. Además, es posible que en 2019 si el BCE inicia el proceso de subidas de tipo repercuta directamente en el número de compraventas, lo que haga que el proceso de ralentización se acelere aún más”, valoró en un comunicado.

Por su parte, Beatriz Toribio, directora de estudios de Fotocasa, destacó que la buena cifra de 2018 llega “gracias a la recuperación económica, del empleo y la consolidación de la financiación”, y al interés que despierta la vivienda entre inversores y fondos.

 

 

Más ventas en casi toda España

Impulso de la segunda mano La recuperación en 2018 llega tanto en el mercado de segunda mano como en el de vivienda nueva, aunque en este segundo se dan pocas operaciones, porque no se construye al ritmo de la era preburbuja. En concreto, las operaciones sobre pisos de segunda mano crecieron un 9,9%, hasta 422.531 compras, la cifra más alta desde 2007. Las de casas y bloques a estrenar se elevaron un 11,1% el año pasado, pero suman en cifras absolutas 92.520 (es decir, solo el 18% del total), su volumen más alto desde 2014.

Por comunidades, en el conjunto de 2018 todas registran subidas de las ventas excepto Baleares, donde caen un 2,9% con respecto a 2017. Donde el incremento es más llamativo se da en Murcia (24,3%), La Rioja (18,9%) y Castilla–La Mancha (18,1%).

Si se tienen en cuenta las operaciones y la población de cada región, cambia el pódium del año: por cada 100.000 habitantes, donde más casas se vendieron fue en la Comunidad Valenciana (2.010), Baleares (1.641) y Andalucía (1.537). Si se tienen en cuenta solo las cifras absolutas, fue Andalucía la región donde más operaciones sobre viviendas se realizaron el año pasado, con 101.330 compraventas, seguida de Cataluña (81.020), la Comunidad Valenciana (78.800) y Madrid (75.845).

Fuente noticia: elpais.com

No hay comentarios

El Supremo sienta jurisprudencia sobre cuestiones relativas a cláusulas suelo

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, reunida en pleno, ha dictado varias sentencias fijando doctrina sobre algunas cuestiones relativas a cláusulas abusivas en contratos con consumidores sobre las que aún no se había pronunciado.

 

En primer lugar, analiza la posible abusividad de la cláusula que, en un préstamo hipotecario, establece una comisión de apertura.

Tras examinar la normativa sectorial aplicable al caso (tanto la nacional como la de la Unión Europea), el Tribunal Supremo considera que la comisión de apertura no es ajena al precio del préstamo; por el contrario, el interés remuneratorio y la comisión de apertura constituyen sendas partidas del precio del préstamo, en cuanto que son las principales retribuciones que recibe la entidad financiera por conceder el préstamo al prestatario y no corresponden a actuaciones o servicios eventuales. Tanto el interés remuneratorio como la comisión de apertura deben incluirse en el cálculo de la TAE, que permite al consumidor conocer cuál será el coste efectivo del préstamo.

Por esa razón, la Sala concluye que la comisión de apertura no es susceptible de control de contenido, sino exclusivamente de control de transparencia, que considera superado o cumplido porque “es de general conocimiento entre los consumidores interesados el hecho de que, en la gran mayoría de los préstamos hipotecarios, la entidad bancaria cobra una comisión de apertura además del interés remuneratorio; es uno de los extremos sobre los que la entidad bancaria está obligada a informar al potencial prestatario de acuerdo con la regulación de las fichas normalizadas de información y, de hecho, suele ser uno de los extremos sobre los que versa la publicidad de las entidades bancarias; se trata de una comisión que ha de pagarse por entero en el momento inicial del préstamo, lo que hace que el consumidor medio le preste especial atención como parte sustancial del sacrificio económico que le supone la obtención del préstamo; y la redacción, ubicación y estructura de la cláusula permiten apreciar que constituye un elemento esencial del contrato”.

En segundo lugar, la sala se pronuncia sobre los efectos de la declaración de nulidad de la cláusula que atribuye al prestatario la totalidad de los gastos e impuestos, ya declarada nula por la sentencia 705/2015, de 23 de diciembre.

1- Son pagos que han de hacerse a terceros- no al prestamista- como honorarios por su intervención profesional con relación al préstamo hipotecario. La declaración de abusividad no puede conllevar que esos terceros (notarios, gestores, registradores) dejen de percibir lo que por ley les corresponde.
2- El pago de esas cantidades debe correr a cargo de la parte a la que correspondiera según la normativa vigente en el momento de la firma del contrato.

 

Arancel notarial

La intervención notarial interesa a ambas partes, por lo que los costes de la matriz de la escritura de préstamo hipotecario deben distribuirse por mitad. Esta misma solución procede respecto de la escritura de modificación del préstamo hipotecario, puesto que ambas partes están interesadas en la modificación o novación. En cuanto a la escritura de cancelación de la hipoteca, el interesado en la liberación del gravamen es el prestatario, por lo que le corresponde este gasto; y las copias de las distintas escrituras notariales relacionadas con el préstamo hipotecario deberá abonarlas quien las solicite, en tanto que la solicitud determina su interés.

Arancel registral

La garantía hipotecaria se inscribe a favor del banco prestamista, por lo que es a este al que corresponde el pago de los gastos que ocasione la inscripción de la hipoteca. En cambio, la inscripción de la escritura de cancelación interesa al prestatario, por lo que a él le corresponde este gasto.

Impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

La Sala reitera que el sujeto pasivo de este impuesto es el prestatario, como ya acordó en las sentencias 147 y 148/2018, de 15 de marzo, cuya doctrina se corresponde con la de las sentencias del pleno de la Sala Tercera de este Tribunal Supremo 1669/2018, 1670/2018 y 1671/2018, de 27 de noviembre, que mantienen la anterior jurisprudencia de esa misma Sala Tercera.

A esta doctrina jurisprudencial común no le afecta el Real Decreto-ley 17/2018, de 8 de noviembre, por el que se modifica el Texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (convalidado por el Congreso de los Diputados el 22 de noviembre siguiente), puesto que dicha norma, conforme a su propia previsión de entrada en vigor, solamente es aplicable a los contratos de préstamo hipotecario celebrados con posterioridad a su vigencia y no contiene regulación retroactiva alguna.

También se impone el pago por mitad de los gastos de gestoría.

Fuente noticia: inmodiario.com
Fuente imagen: inmonews.es

No hay comentarios

Renta 2018: Cómo ahorrar en la próxima declaración gracias a tu vivienda

La vivienda, ya sea en propiedad o en alquiler, puede ayudarte a reducir la factura fiscal que pagas a Hacienda todos los años. Aprovechando que las últimas semanas del año son un buen momento para tomar decisiones financieras que te permitan mejorar el resultado de tu próxima declaración de la renta, repasamos varias fórmulas para conseguirlo gracias a tu casa:

1. Más de 1.300 euros por la hipoteca

Una de las bonificaciones fiscales más frecuentes es la que permite al contribuyente recuperar hasta el 15% de las cantidades que ha pagado por la compra o rehabilitación de su vivienda habitual en un ejercicio fiscal, con un límite de inversión de 9.040 euros. En total, es posible recuperar hasta 1.356 euros. No obstante, hay que cumplir dos condiciones: la primera, que solo se aplicará cuando la compra o la rehabilitación de la casa se haya realizado antes del 1 de enero de 2013; y, la segunda, que efectivamente se hayan invertido esos 9.040 euros.

En el caso de que pagues por ejemplo una hipoteca de 500 euros al mes, en el conjunto del año tu inversión será de 6.000 euros, por lo que la deducción se situaría en 900 euros. Así, conviene echar cuentas y ver si compensa destinar algo de ahorros en amortizar más hipoteca para exprimir al máximo esta deducción fiscal.

2. El 60% de los rendimientos por alquilar una casa

Los propietarios no son los únicos que tienen al alcance deducciones en la renta vinculadas a una vivienda: también hay una de aplicación estatal dedicada a los caseros. ¿En qué consiste? La respuesta es que pueden deducirse hasta el 60% de los rendimientos ligados al alquiler, independientemente de la edad de los arrendatarios. Hasta 2015, en cambio, existía la deducción alcanzaba el 100% si el inquilino tenía entre 18 y 30 años.

Ahora bien, es necesario cumplir una serie de requisitos: que el uso del inmueble sea el de la vivienda (no vale por ejemplo alquilar una casa y que el inquilino la use de despacho profesional), y que el dueño declare los ingresos que percibe por tener arrendada la casa. De hecho, este es un requisito indispensable para mantener el derecho a la deducción.

3. Un 10% de lo que pagas si vives de alquiler

Los inquilinos también pueden aplicarse en la renta una deducción específica, siempre y cuando su contrato sea anterior a 2015, que fue cuando desapareció la bonificación para las nuevas operaciones. En este caso, la desgravación es del 10,05% de las cantidades pagadas, siempre que la base imponible del contribuyente sea inferior a 24.020 euros.

Además de esa cuota nacional, la mayoría de CCAA establecen deducciones adicionales a los inquilinos, aunque casi todas están centradas en los colectivos más vulnerables: los jóvenes, los discapacitados o los mayores. A pesar de que todavía no se conocen las condiciones que impondrán las comunidades de cara a la Campaña de la Renta 2019, en la declaración de la renta de este año. Por tanto, y de cada a la próxima campaña, conviene revisar las deducciones que establece la autonomía en la que resides.

 

 

4. Los gastos de una vivienda alquilada a turistas

Al margen de los alquileres a largo plazo, también existen deducciones fiscales para los propietarios que alquilan una casa a los turistas. A pesar de que Hacienda y el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) han dejado este beneficio fiscal para los alquileres tradicionales (aquellos en los que el inmueble es la vivienda habitual del inquilino), sí que es posible deducirse algunos gastos derivados del arrendamiento de corta estancia, como los suministros de luz, agua, gas…, los intereses y demás gastos financieros derivados de la compraventa de la casa, los gastos de reparación y conservación del inmueble o las primas del seguro.

5. Reinvertir el dinero de la venta de una casa

La Agencia Tributaria también tiene disponibles beneficios fiscales para aquellos que han cerrado una operación inmobiliaria. Por ejemplo, si has vendido una casa este año, Hacienda te obligará a tributar por ello en la declaración de la renta: aplica entre un 19% y un 23%, aunque en País Vasco el porcentaje se mueve entre el 20% y el 25% y en Navarra, entre el 20% y el 26%. Sin embargo, hay una manera de reducir ese impacto fiscal: es posible neutralizar el pago reinvirtiendo total o parcialmente la ganancia obtenida en otra vivienda habitual.

6. Contratar una renta vitalicia al vender una segunda residencia

Los mayores de 65 años tienen a su disposición una bonificación fiscal relacionada con la vivienda. En el caso de que vendan su domicilio habitual, están exentos de pagar impuestos, mientras que si venden una segunda residencia u otro inmueble (un garaje, un local comercial…) tienen la posibilidad de no tributar por la operación (es decir, disfrutarán de la exención del 100%) si deciden invertir el dinero que consigan de la venta en una renta vitalicia, con un límite de 240.000 euros.

Ahora bien, para poder ahorrarse los impuestos hay que cumplir una serie de requisitos, como el contrato de renta vitalicia deberá suscribirse en una aseguradora o un banco, que deberá tener una periodicidad inferior o igual al año, y comenzar a percibirse en el plazo de un año desde su constitución.

Otras deducciones comunes para pagar menos impuestos

Al margen de las que se pueden conseguir a través de la casa, las últimas semanas del año también brindan al contribuyente la posibilidad de mejorar el resultado de su próxima declaración de la renta si toma algunas decisiones financieras.

Por ejemplo, realizar una aportación extra al plan de pensiones (el límite deducible son 8.000 euros, siempre que no supere el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas), las donaciones que realices a organizaciones sin ánimo de lucro (se aplica una deducción del 75% por los primeros 150 euros y un 30% a partir de dicha cantidad), o compensar las pérdidas y las ganancias obtenidas en tus inversiones (fondos, acciones, derivados financieros…)

Fuente: idealista.com